• Nuestra Farmacia

    Desde 1948 al servicio de la salud

    Ver más
  • Servicios Destacados

    Mejor atención para nuestros clientes

    Ver más
  • Busca tu Medicamento

    Aquí encontrarás información detallada sobre el medicamento que buscas

    Ver más
  • Programa Vacunación

    Información relevante para proteger a los suyos

    Ver más
  • Recetario Magistral

    Obtén tus medicamentos personalizados

    Ver más

PRIMAVERA… Tiempo de alergias…

Es sabido que en primavera, debido principalmente a la mayor concentración de polen existente en la atmósfera, aumenta la aparición de alergias, en especial las alergias primaveral o alergia al polen y ocular.

Las alergias son definidas como respuestas exageradas del sistema inmunológico al entrar nuestro cuerpo en contacto con determinadas sustancias, llamadas alergenos.-

 

Uno de los alergenos más frecuentes en esta época es el polen, pero también se encuentran hongos ambientales, ácaros del polvo, epitelios de algunos animales.

 

También se pueden generar alergias por la ingestión de algunos alimentos o fármacos y por la picadura de insectos, como las abejas o avispas.

 

La alergia se desencadena cuando el alergeno se deposita sobre la piel, entra en los ojos, es inhalado, ingerido o inyectado.

 

A pesar que las alergias son molestas, por lo general no son complicaciones graves, pero sí pueden llegar a causar situaciones complejas, como por ejemplo el asma. Se estima que alrededor del 80% de los asmáticos tienen, en mayor o menor grado, una base alérgica.

 

Los diferentes tipos de reacciones alérgicas generalmente se clasifican según su causa, la parte del cuerpo más afectada y otros factores.

Algunas de las alergias mas comunes son:

-          Alergia Respiratoria

-          Alergia Ocular

-          Alergia alimentaria

-          Alergia Primaveral o Alergia al polen.

 

Los síntomas son variados, dependiendo del o de los órganos afectados.

 

Las reacciones alérgicas pueden ser leves o graves. La mayoría de ellas provoca solo lagrimeo y picor en los ojos y algunos estornudos. Por otra parte,  aquellas alergias consideradas graves pueden llegar a poner en peligro la vida al provocar, por ejemplo,  una repentina dificultad respiratoria, un mal funcionamiento del corazón y un descenso importante de la tensión arterial, que puede llegar a shock.

 

 

 

ALERGIA PRIMAVERAL.

 

El principal causante de la alergia primaveral es el polen. Durante el proceso de polinización, este alergeno pasa de unas flores a otras ya sea porque los insectos lo transportan o porque es transportado a través del aire, propiciando así la alergia del polen.

 

Los síntomas más comunes en la alergia primaveral son: estornudos, picor de ojos y goteo nasal.

 

 

PREVENCION

 

Evitar un alergeno es mejor que intentar tratar una reacción alérgica. Evitar una sustancia puede significar dejar de administrar un determinado medicamento, instalar aire acondicionado con filtros de alta eficiencia, no tener mascotas o no ingerir ciertos alimentos.

En ocasiones, algunas personas alérgicas a alguna sustancia relacionada con su trabajo pueden verse obligadas a cambiar de empleo.

 

Prevenir la alergia al polen:

 

-          Usar humidificadores y aire acondicionado con filtros anti-polen.

-          Evitar las actividades al aire libre en los periodos en los que la concentración de polen es mayor en la atmósfera.

-          Procurar permanecer en espacios cerrados cuando el recuento de pólenes sea alto y especialmente en días de mucho viento.

-          Usar gafas de sol cuando se salga a la calle para evitar que el polen entre en contacto con los ojos.

-          Si viaja en vehículo (auto), hágalo con ventanas cerradas

-          Ducharse y cambiarse ropa al volver a casa (el polen puede haberse depositado en el pelo y la ropa)

-          No colgar ropa al aire libre para secarla (el polen puede acumularse en ella).

-          Evitar llevar a cabo actividades que puedan remover partículas de polen, como por ejemplo cortar el pasto o barrer la terraza.

 

TRATAMIENTO

 

Dado que algunos alergenos, especialmente los transportados por el aire no pueden evitarse, se emplean métodos que bloquean la respuesta alérgica y se suele prescribir medicamentos para aliviar los síntomas. La inmunoterapia alergénica puede brindar unas solución en estos casos, y la administración de antihistamínicos es el método farmacológico mas utilizado para tratar las alergias (sin embargo, no se utilizan para tratar el asma)

 

Los antihistamínicos bloquean la acción de la histamina, un producto químico generado por el organismo como respuesta a los alergenos y que provoca estornudos, secreción nasal, picor en los ojos, urticaria.